Euro 2016 se acerca rápidamente.

 

España se enfrenta este miércoles a la Corea del Sur de Uli Stielike en Salzburgo, en un choque, el penúltimo antes de la Eurocopa, que calibrará el estado de forma de los jugadores que se incorporaron más tarde a la concentración por su participación en las finales de copas. La selección se despidió de la localidad alpina de Schruns, donde ha completado parte de su preparación, para trasladarse a Salzburgo y jugar en el Red Bull Arena, el mismo estadio en el que en la Eurocopa de 2008 venció a Grecia por 2-1. Después de la marcha de los meritorios, el partido contra la siempre correosa Corea del Sur parece un buen ensayo para probar el estado de forma de los últimos jugadores que se incorporaron a los entrenamientos. Gerard Piqué, Sergio Busquets, Jordi Alba y Andrés Iniesta han sido piezas fundamentales en el equipo de Del Bosque y en la final de Copa contra el Sevilla ofrecieron un gran nivel.